A Más Abundancia de Bienes…Menos Interés En Dios.


oro

No siempre es la regla… conozco creyentes a quienes Dios ha multiplicado sus bienes, y tienen una comunión envidiable con Dios…pero son pocos.

¿Por qué?… Por dos razones: Por un lado…lo material es tan palpable y por ello capaz de hacernos hacer a un lado cualquier otra prioridad, incluyendo nuestra relación con Dios…y por otro lado, esa es la naturaleza humana: cuando estamos en escasez, buscamos a Dios y cuando estamos en abundancia…es tan fácil olvidarnos de él. El brillo del oro nos adormece y enajena.

Mira este verso que encontré en Oseas 10:1 mi viaje por la Biblia en un año:

“Israel es una frondosa viña, que da abundante fruto para sí mismo; conforme a la abundancia de su fruto multiplicó también los altares, conforme a la bondad de su tierra aumentaron sus ídolos.”

Cierro con dos cosas que me impresionan de este verso, que aunque se lo dice Dios a Israel, nos ocurre a nosotros mismos:

1) Cuando el negocio va bien, producimos abundantes bienes…pero para nosotros mismos (vuelve a leer el verso)… y nos olvidamos de Dios y su reino. El brillo del oro nos adormece y nos enajena.

2) la existencia de “ídolos” (ya quizás te aburra con esto, pero todo lo que aparta nuestra mirada de Jesús y nos cautiva…dejémonos de historias…es un ídolo para nosotros) es inversamente proporcional a la abundancia de plata y bienes en nuestra vida… como bien termina el verso: “conforme a la bondad de nuestra tierra, aumentan nuestros ídolos.”  Dios, poco a poco, ya no es importante…como comienza a perder importancia en nuestra vida, el congregarnos y congregar a nuestra familia.

Cuánto impresiona un hombre o una mujer de Dios que tiene abundancia de bienes y su prioridad es Dios…para adorarle, y  para invertir en el reino… pero la mayoría de nosotros somos engañados por la abundancia de bienes… si acaso existen… pues lo único que puede ser peor a lo que expongo, es que abandonemos a Dios cuando ni siquiera abundancia de bienes tenemos.

Repito:  El brillo del oro nos adormece y nos enajena. 

 No te dejes. Quédate siempre velando en esta área. Vale la pena.

nr

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s