Ser Verdaderamente Libre…


LIBRE

Estaba en deuda con la segunda y final parte de el post anterior.

Te decía que un verdadero discípulo de Jesús, tiene en él ciertas “vetas” que le caracterizan.

Una de ellas es que se ha arrepentido, lo que significa que la vida de tinieblas que antes amaba…ahora detesta, y que la vida de rectitud que antes desconocía…ahora anhela.

Otra de esas vetas es que habita en La Biblia… regresa constantemente a ella, en medio del arduo ajetreo de esta vida. Es en sus páginas que encuentra descanso…alivio, esperanza…¡paz!… y sobre todo: vida eterna. Lo dijo Jesucristo, en el texto del que hablé en el post anterior.

“Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos”

Inmediatamente después de pronunciar esas palabras, Jesucristo añadió que otra de las “vetas” que distinguen a un genuino discípulo es que, por seguirle a él y amar su Palabra, va a conocer la verdad y esa verdad le hará libre.

Así de sencillo, hace Cristo lo complicado.

¿Libre de qué?

Libre de varias cosas.

  1. Libre de las cadenas que esclavizan a cualquiera: las cadenas de las tinieblas. El pecado…el error, el cuál (aunque te suene  a “mala palabra”) toma control de tu mente, tus pasiones, tus deseos, tus motivaciones….tu diario vivir. Cuando un ser humano tiene un verdadero encuentro con Jesús, NO es que nunca más va a pecar, pero no durará en el suelo al caer, porque sabe que de ese estilo de vida ha salido.
  2. Libre de cualquier sistema religioso que busca “alienar” su alma. Cristo nunca ofrece un sistema religioso… un sistema de muertas reglas… de muertos “haga esto”, o “no haga aquello”… NO… sino que libera tu corazón y mente de absurdas reglas extra-bíblicas, y te ofrece una vida de rectitud práctica. Un diario vivir en el que aquel que ayer era esclavo de la muerte, ahora ama a su nuevo amo, y se muere por hacer aquello que a él le agrada. Así de sencillo.
  3. Libre de la condenación eterna en el infierno. Hasta mal puede caer uno al insistir que NO existe el purgatorio… pero es la verdad. Eres un ser eterno. Tu cuerpo NO lo es…es polvo y regresará al polvo…pero tu alma continuará viviendo por la eternidad…Ya sea en el infierno, o en la mismísima presencia de aquel que murió y resucitó para asegurarte, precisamente eso.

La gran pregunta es:  ¿Te has arrepentido?. Quizás debe ser redactada en plural la introducción de este último párrafo: ¿Eres ahora, verdaderamente libre?

Feliz día.

nr

2 Respuestas a “Ser Verdaderamente Libre…

  1. Hola Nancy. Es un honor para mi, que usted lo lea. Bendiciones a su preciosa familia. Los extraño tanto y anhelo verles algún día. Saludos a todos !

  2. Gracias por tomarse el tiempo y darle seguimiento a su blog en verdad me bendicen. Saludos estimado Checho.

    Enviado desde mi iPhone

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s