Archivo del Autor: nelson rivas

Prince: Rodeado de Miles…Y Solitario Como Nadie


prince

Te abro mi corazón y te dejo ver quien yo era antes que Jesucristo se cruzara en mi camino y  me trasladara de las tinieblas a su luz admirable.

Corrían los años 80, y era usual salir, dos amigos y yo, y recetarnos una auto-indulgencia después de uno o dos parciales de la carrera. Uno que otro purillo de Cannabis ponía la falsa alegría. El escenario: la tranquilidad de una playa solitaria. Platicar de todo y de nada era el deleite. De mi “walkman” salía Purple Rain de Prince. Mis audífonos los depositaban en mis oídos, por no decir mi cerebro, y bajo los efectos, estudiar la música de este excepcional genio era algo de otro planeta, no por lo ingerido, sino por lo fuera de serie de la creatividad escuchada. Él emulaba muy bien a James Brown, Sly Stone,  y al legendario Jimmy Hendrix.  La letra de sus cantos era descartable…al menos para mi moral de aquel entonces…lo era.

Ahora… 31 años después, volteo a ver hacia atrás y, en algún momento, detecto fácilmente mi traslado al reino de la luz. Prince continuó su vida de promiscuidad que trascendía géneros. Cuando acompañas los opiaceos con tal degeneración de la moral y del sano vivir, te hundes en una espiral que cada milímetro que avanzas, lo haces hacia las profundidades de la depravación del alma. En un intento por explorarlo todo, te juegas una peligrosa ruleta Rusa.

Prince decidió vivir así. Conozco la vida de farándula y va ser muy difícil que crea que la heroína y similares, o que el VIH, en cualquiera de sus fases, NO fueron los que acabaron con su vida.

Los seres humanos jugamos a llegar a ganar todo lo que este mundo puede ofrecer: Fama, Fortuna, y qué sé yo más. Prince disfrutaba de tener estadios abarrotados, en Europa y adonde fuera, de gente rendida a sus pies. Pero, al subirse a su avión, el vacío y la depresión que esta suerte de fama suele inyectar, lo sumían en un gran esta pejismo: “tengo el mundo a mis pies…pero en mi vida real, no tengo a nadie”. Triste, pero es  así exactamente como trabaja el príncipe de la potestad del aire. Te da todo lo que tu pasión quiera…pero tarde o temprano, te envía la factura a tu propia casa… hablo de tu cuerpo y mente. En una ocasión, le escuché maldecir a Jesucristo en uno de sus conciertos tempranos, retrocedí la cinta para escucharlo detenidamente, y…pude comprabarlo.

Murió solitario…encerrado en un elevador por no se sabe cuántas horas. Sin tiempo para reaccionar, se desplomó hacia la misma muerte. Lo tuvo todo…y no tuvo nada…de esto último se llevó mucho al más allá. Creo que, intencionalmente, sacó de la ecuación de su vida al único que da la vida y la quita.

A mi solamente me deja una enseñanza:  Con el Dios vivo no se juega…ni si quiera se le puede engañar… Galatas 6:7-8 lo deja muy claro:  “Todo lo que el hombre sembrare, eso también segará… si sembrare para la carne, de ella, solo segará corrupción” (cuyo significado es descomposición orgánica, quizá espiritual)…pero el que opta por sembrar para el Espíritu, segará lo que, estoy seguro, ahora mismo anhela este diminuto genio de la música : la verdadera vida…la eterna.

¡Ten un excelente día!

nr

 

Hola de Nuevo… Retomo La Pluma.


 

BOQUIM

Lo digo sin la más mínima intención de aparentar ser alguien grande…solamente eso…será un gusto volver a plasmar mis pensamientos en este blog que había abandonado.  Y no necesariamente solo lo haré sobre lo que Dios me enseñe en su Palabra. El ser humano es extenso y complejo… siente, se apasiona, se desanima, vive, explora, descubre, se emociona, Y se deprime…no terminaríamos. Te prometo meditaciones más cortas, y al grano de ahora en adelante… para muestra, un botón.

Estaba leyendo esta mañana en Jueces 2:1-4 lo siguiente

“El ángel de Jehová subió de Gilgal a Boquim, y dijo: Yo os saqué de Egipto, y os introduje en la tierra de la cual había jurado a vuestros padres, diciendo: No invalidaré jamás mi pacto con vosotros,  con tal que vosotros no hagáis pacto con los moradores de esta tierra, cuyos altares habéis de derribar; mas vosotros no habéis atendido a mi voz. ¿Por qué habéis hecho esto? Por tanto, yo también digo: No los echaré de delante de vosotros, sino que serán azotes para vuestros costados, y sus dioses os serán tropezadero. Cuando el ángel de Jehová habló estas palabras a todos los hijos de Israel, el pueblo alzó su voz y lloró.

Esto es lo que me impactó: Boquim es un vocablo que quiere decir “lloro”o “lamento”…y es en ese lugar que Israel lloró al ver su pecado…seguramente por sentirse mal de haberle fallado a Dios. Y es allí, precisamente donde se aparece el Señor…donde lloramos por haberle fallado. Pero, en medio de nuestro llanto, es él mismo quien nos dice: “no atendiste mi a voz”.  Luego ellos se arrepienten y le ofrecen sacrificios. Lo aplaudo…PERO…lo que me impresionó fue ver que apenas 5 versos después se lee:

“Después los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos de Jehová, y sirvieron a los Baales.”

¿No crees que a menudo se parece a nuestra mismísima historia?… ¿no te parece como si hablara de nuestros propios “ciclos”? : 1)Pecamos… 2) lloramos arrepentidos, y después de un corto tiempo…3) volvemos a empezar el ciclo….como si nunca nos hubiera dolido fallarle.

No lo olvides nunca cuando estés en esa plañidera sección de tu ciclo: ¿de qué serviría llorar por sentirnos una basura, si NUNCA tomado la firme decisión de romper tal ciclo, y de mejor “atender a su voz” y apartarnos decididamente de aquellas pasiones que nos hacen entrar en tan desgastante e infructuoso ciclo.?

Sospecho que a Boquim, solamente deberíamos ir una vez en nuestra vida. Más bien … nunca.

Feliz noche.

nr

 

 

No Caigas En Esa Trampa…


like y dilike 2

Como pastor, veo que aumenta el número de víctimas de una impresionante trampa: “Soy rechazad@ en las redes sociales”. Ten cuidado.

Cada vez son más los que, habiendo posteado algo,  ven que “fulano(a) no me le dio like a mi publicación”… y la depresión se instala.

El otro lado de la moneda tiene un peso similar…”Postearé algo para ver quienes me aman de  verdad”

Y comienzas a contar las horas pegad@ a tu terminal, pendiente  y contando los “likes” y de las ausencias de estos. No puede haber otra dependencia más falsa y dañina…al grado tal que quizás Celebrate Recovery pueda hacer algo.

Solamente hay una cosa peor: La de postear indirectas a fin de “que se dé cuenta aquel (o aquella)  lo que pienso en su contra”. Caerás en una trampa, de la cuál es aún más complejo salir, porque esta envenena aún más tu alma. Lo mejor es hablar cara a cara..así de sencillo.

No que las redes sociales sean malas… el problema está en el corazón del ser humano.

Tu vales por quien tú eres. Y si eres hij@ de Dios… tienes el valor más alto del universo…el que Jesús pagó en la cruz. Aunque otros piensen menos que esto de ti.

Vive , disfruta, publica…pero no para medir si eres amad@ o rechazad@. Hazlo porque te nace compartir tus momentos importantes de tu vida. Punto.

Después de todo…lo que publicas es archivado y será una especie de “Diario Personal”.

Solamente ten presente que, como dijo un siquíatra hace poco: “Uno Es lo Que Publica”

Que alguien te regale un like o te lo niegue, no le resta ni una milésima de importancia a los bonitos momentos que compartes en tu vida.

Ten un fabuloso día, hoy.

nr

 

 

 

¿Angustias?… Dios Está Logrando En Ti, Algo Invisible.


desesperado 1

¿Estás atravesando una enfermedad que dicen ser incurable?

¿Uno de tus hijos ha sido diagnosticado con algo grave?

¿Pareciera que tu matrimonio es un irremediable infierno?

¿Es tu empleo un horno de dificultades de todo tipo?

¿Te sientes ahogar en tus responsabilidades económicas, como nunca antes?

Estoy plenamente convencido de algo:  Dios está tratando con alguna de las áreas de tu vida. No que él lo haya ocasionado, pero él va a aprovechar el escenario que estás atravesando, para lograr en ti cosas invisibles.

Seguramente, él estará desarrollando en ti una madurez espiritual que nunca se lograría de ninguna otra forma…ni que tuvieras frente a ti a Billy Graham, o a cualquier otro gran hombre de Dios…o maestro, hablándote noche y día.

Seguramente está haciéndote espiritualmente fuerte, pero de este lado de la vida, viene empaquetado a manera de cáncer o algo similar.

Seguramente, está reparando tu matrimonio….pero, de este lado de la vida, viene empaquetado a manera de una enfermedad en uno de tus hijos.

Seguramente quiere que seas un hombre o mujer de oración…plenamente rendido(a) a él, pero de este lado de la vida viene empaquetado a manera de desempleo, o algo similar.

Mi post esta vez es corto, pero he querido concentrarlo de la mejor manera posible.

Las cosas que nos pasan y que son tan tangibles (y que nos hacen sentir tangiblemente atribulados), son aprovechadas por Dios para hacer de ti, el hombre o la mujer que él siempre soñó que fueras. Duele, pero el producto final es hermoso visto desde este lado de la vida

Ánimo. Dios, seguramente, no ha acabado la obra en ti.

Dios te de la fortaleza para atravesar este tiempo.

“…tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.”

Santiago 1:2-3

nr

Las Excusas de Los Invitados a La Cena…


cubiertos1_1

El pasaje es Lucas 14:15-24

Jesús ha sido invitado a la mesa de la casa de un gobernante, quien era fariseo. Uno de los invitados le dice a Jesús: “…bienaventurado el que coma pan en el reino de Dios”.  Me impresiona porque, toda la plática girará en torno al reino.

La frase de aquel hombre llama tan poderosamente la atención del Señor, que él le responde al primero: “Un hombre hizo una gran cena, y convidó a muchos.Y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los convidados: Venid, que ya todo está preparado.”  Estoy convencido que la cena representa a la cena de las bodas del Cordero, aquel gran evento que ocurrirá cuando nosotros, su iglesia, nos unamos con nuestro esposo, Jesucristo, para estar toda una eternidad con él. Nunca olvides que Apocalipsis 19:9 lo menciona: “Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero.”

Pero lo que a continuación cuenta el Señor, es verdaderamente triste: “Y todos a una comenzaron a excusarse…”

1) La excusa del primero, si sigues leyendo el texto, es que “había comprado una hacienda y necesitaba ir a verla”. Es impresionante la cantidad de personas que, por estar concentrados en las posesiones de este mundo y lo que el dinero puede comprar, nunca atenderán la invitación de Jesús a entrar en el reino.

2) El segundo dijo:  “He comprado cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlos; te ruego que me excuses.”. Este representa a los enfocados en el trabajo. Trabajar nunca será malo…es más creo que ser irresponsable con nuestras obligaciones financieras de la familia o personales, es execrable, pero desatender el llamado a arrepentimiento por estar concentrados en lo primero, es catastrófico.

3) El tercero dijo: “Acabo de casarme, y por tanto no puedo ir.”. Para muchísimos, “La “esposita” y “los hijitos” y “los compromisitos familiares”, son #1 en su lista de prioridades, lo que les impide, no solamente buscar el reino de Dios y su justicia, sino participar de le ministro de su iglesia local y, ya ni digamos, congregarse.

Es interesante la respuesta de aquel que había preparado la cena: “Vé pronto por las plazas y las calles de la ciudad, y trae acá a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos.”

De repente, la calidad de los invitados tiene un giro: pobres, mancos, cojos y ciegos, todos con un denominador común: están conscientes de lo necesitados que están. De los primeros invitados:  ninguno.

¡Qué glorioso es estar necesitado!… ¡Qué glorioso es estar pobre y acabado emocional y espiritualmente y darse cuenta!… Qué glorioso es estar ciego y aceptarlo!… Esos, están muy cerca de entrar al reino…si buscan ayuda en Dios. Esos, terminarán disfrutando de la cena… una cena excepcional.

n.r.

Lo Glorioso de Volver en Sí…


Perdón papá

El pasado domingo, tuve el honor de exponer el texto comprendido entre versos 11 y 24 de Lucas 15…Sí…aquel que muchos conocen como La Parábola del Hijo Pródigo. No es mi intención llamarle así necesariamente porque no encuentro que ese sea el título que Jesús le dio. Alguien más se lo dio al recopilar este evangelio, y al decir verdad, no me afecta que así sea llamado…después de todo no está lejos de la realidad descrita en esos versos. Logramos ver tantas preciosas cosas que están en el texto. Entre otras cosas, al igual que el hijo menor del padre descrito allí, tú y yo hemos recibido un paquete de bienes de parte de Dios, desde el momento en el que se dio cada una de nuestras fecundaciones en el cuerpo de nuestras mamás. El regalo de la vida, por ejemplo, es algo de tan alto precio, de inmensurable valor. Pero seamos honestos, a no ser que hayas tenido padres que te hayan guiado por los caminos de la luz y la rectitud, tú y yo fuimos y malgastamos, por no decir que despilfarramos, lo más precioso de nuestras vidas. Nota que entre el versos 12 y el 13 se lee claramente que el padre les repartió a cada uno sus bienes, y lo que uno de ellos hizo : “y les repartió los bienes. No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente.” La vida es muuuuy corta. ¿Cuánto tiempo pasó desde el momento en que tú y yo recibimos el bien de la vida y  comenzamos a vivir perdidamente?…Te aseguro que “no muchos días después” . Tú y yo, le creímos al maestro del ilusionismo y despilfarramos la vida viviendo perdidamente. El despilfarro lleva, inevitablemente a la miseria. Al igual que ese hijo, al malgastarlo todo , nos quedamos sin nada…vacíos y en tremenda necesidad. No nos quedó otra que “arrimarnos” a alguien para recibir algo de combustible y así tratar de avanzar en esta vida. Pero qué glorioso el verso 17…me fascina. Allí, creo, está la médula espinal de esta enseñanza. El hijo reaccionó…volvió en sí. Mira cómo lo dice: “Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre!” Más gloriosa aún es la misericordia de Dios que no nos da lo que nos merecemos, al regresar a él. Por el contrario, saca el becerro más gordo y hace fiesta. Nos da nuevo calzado y sobre todo eso, nos coloca un anillo en nuestra mano. Lee los otros versos y exclamarás conmigo. ¡ Qué cuadro! Es una cuestión de pasar de vivir en la miseria…espiritual, emocional, física, o del tipo que sea, a vivir una legítima vida de plenitud. Pero todo comienza con “volver en sí”…eso, inevitablemente, lleva al arrepentimiento que nos expone directamente a la vida eterna. Ten un gran día. nr

Seguir A Jesús…Un Precio Demasiado Alto


la cruz

Esta mañana en VNG,  tuve le honor de predicar el texto con el cuál me convertí la Señor hace aproximadamente 31 años: Es el trozo de Lucas 9:23-27 que entre otras cosas, se lee:

“Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.”

Seguir a Jesucristo es extremadamente fascinante… una aventura sin paralelos. Sin embargo, seguirlo tiene un costo que podría ser impresionantemente alto para muchos.

1) No hay de otra: para comenzar, toca negarse a uno mismo, y eso puede significar tantas cosas… pero mantengámoslo sencillo: Implica no hacer lo que uno quiere. Punto. Es la muerte del “Yo”.

2) No hay de otra: toca, además, tomar la cruz…no la del Señor…sino la nuestra propia…no la de nadie más. ¿Y por qué una cruz?… porque es el lugar en el que han de morir nuestros propios sueños…nuestros propios planes para esta vida…nuestras pasiones, y si queremos ponernos más tangibles: nuestros deseos. mira cómo lo dice Gálatas 5:24 : Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.”. Creo que este verso me permite preguntarte: ¿realmente eres de Cristo?.  Es interesante que el verso 23 de Lucas 9 dice que tomar la cruz es un ejercicio de todos los días: “…tome su cruz cada día, y sígame.”  ¿Y para qué llevar nosotros una cruz, si queremos seguir a Jesús?, pues para morir en ella… ¿Y por qué cada día?… Porque, aunque digamos que no, tú y yo queremos bajarnos de ella cada mañana.

La cruz es el lugar en el cuál el verdadero creyente…el verdadero seguidor de Jesús, deja su propia vida terrenal para ganar la eterna… no existe otra opción, lo da a entender  el verso 24, en un interesante juego de palabras :

“Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, éste la salvará.”

Sin caer en un ascetismo sin sentido, el camino siguiendo a Jesús es un camino de muerte…muerte de lo más valioso que tú tienes y que tanto amas, proteges y alimentas de cualquier manera en esta vida: tu propio yo.

Jesucristo no andaba jugando cuando explicaba a la gente el costo de seguirle (ya no digamos servirle…peor aún, estar dispuesto a morir por él). Son palabras de oro…de mucho kilataje: “Si me quieres seguir,debes estar dispuesto a crucificar a quien más amas: tú mismo”…¨Renuncia a tu propia vida terrenal, y ganarás la eterna… o considérala más importante que cualquier otra cosa, y perderás la verdadera”

Tú decides…nadie más puede decidir por ti.

nr