Carga Ligera…


BUYES

En algún momento de mi vida ministerial pasada ( y no es mucha), llegué a pensar que si Dios me quería usar dirigiendo una banda musical, la llamaría : “Carga Ligera”. ¿Por qué?… porque creo que aquel pasaje de Mateo 11:28-20, resume bastante bien en qué consiste el Reino: en rendirse a los pies del Rey y guardar sus mandamientos… y una vez rendido a él y salvo, tienes el gran privilegio de servir a ese majestuoso Rey. Mira cómo lo dice: 

“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas, porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.”

Claro que en su contexto, el texto viene hablando de rendirse a él. Pues aquel que llega a emanorarse del Rey…aquel que le ama, inevitablemente va a querer obedecer lo que él manda, y sus mandamientos, si bien es cierto que son sus mandamientos (y no hablo de os 10 mandamientos), no pesan. Mira cómo lo dice 1a Juan 5:3

“Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos.”

El mismo Señor Jesús dijo: “Si me amáis, guardad mis mandamientos”

Ahora bien… el yugo, siempre es un aparato colocado a los bueyes antes de salir a trabajar. Los bueyes son animales de carga…de arduo trabajo. Representan a los siervos… representan a aquel que se echa al hombro el trabajo en el Reino y avanza. Los bueyes, bien pueden representarte a tí, si has decidido servir al Rey. Si así es, pues entonces comprenderás mejor que su yugo es fácil y que su carga es liviana. 

El ministerio dentro de el Reino es fascinante. nunca aburrido. Tiene de todo. Tiene alegrías y tristezas. Tiene rompecabezas fáciles y otros extremadamente difíciles. Tiene problemas de las ovejas que requieren de “paciencia y Palabra de Dios”… pero otros que requieren más paciencia que cualquier otra cosa. Contiene lo fascinante de la hermenéutica fiel de la Palabra y su respectiva predicación ordenada…en fin… como bien lo dijo Dallas Willard hace poco, antes de morir: “Qué vida tan grandiosa tenemos en el Reino”, ya sea que recientemente le hayas conocido, o que ahora le sirvas…como todo un buey. 

Es carga…pero es ligera… y cuando no lo es, él se encarga de hacérnosla liviana.

¡Feliz semana!

nr

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s