Los Que Hacen Milagros (Tercera Parte)


Como te decía, Dios hace milagros, pues él es el dueño del universo y de las leyes que lo gobiernan…él puede hacerlas invertirse o torcerse para donde él quiera y cuando él quiera.

Pero esta noche solamente escribo para reiterar lo que he venido exponiendo, el don de hacer milagros en manos de hombres fue dado a los apóstoles (durante los primero años de la iglesia), para CONFIRMAR…para REITERAR…para AUTENTICAR, la revelación que Dios estaba dando a los hombres que iban anunciando tal revelación por toda ciudad, pues la palabra escrita aún no había sido completada. Los profetas,  en la antigüedad, hicieron milagros con el mismísimo fin.

Déjame darte un ejemplo de esto en el Antiguo Testamento y uno en el Nuevo Testamento.

En 1 reyes 17:8-17, vemos como Dios envía a Elías a Sarepta. Llega el profeta a casa de una viuda y después de unos días, el hijo de esta enferma y muere. Si sigues leyendo los restantes versos (del 18 al 23 para ser exactos), notas que Elías clama a Dios y le ruega que el niño resucite. Dios oyó la voz de Elías y resucita al chico. Inmediatamente, Elías se lo entrega RESUCITADO a su mamá…mira cómo lo dice el verso 23

“Tomando luego Elías al niño, lo trajo del aposento a la casa, y lo dio a su madre, y le dijo Elías: Mira, tu hijo vive.”

Ahora observa detenidamente lo que ella dice en el siguiente verso:

“Entonces la mujer dijo a Elías: Ahora conozco que tú eres varón de Dios, Y QUE LA PALABRA DE JEHOVÁ ES VERDAD EN TU BOCA” (mayúsculas añadidas por tu servidor)

¿Más claro que esto?…difícil.

La revelación de Dios por medio del Antiguo Testamento no había sido escrita en su totalidad. Dios AUTENTICÓ, su revelación por medio de prodigios y milagros en manos de los profetas.

En el Nuevo Testamento, un pasaje que muchííííísimas veces citan aquellos que sostienen que los dones milagrosos (como sanar y similares) están vigentes, se encuentra en Marcos 16:17-18. 

Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas;tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.”

Pero NUNCA citan los versos que le siguen…obsérvalos:

“Y el Señor, después que les habló, fue recibido arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Dios.” 

Ahora OJO…muchísimo ojo:

“Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y CONFIRMANDO LA PALABRA CON LAS SEÑALES QUE LA SEGUÍAN. Amén.”  

Señales que LA seguían… ¿quién es LA?…pues La Palabra que ellos iban predicando (lee el verso de nuevo).

En aquellos primeros años de la iglesia, la revelación  que contendría el Nuevo Testamento, aún no estaba completa. Todos sabemos que dicha revelación se completó en la isla de Patmos, al escribir (el apóstol Juan) el Apocalipsis.

¿Hace Dios milagros hoy en día?…Por supuesto que SÍ.

¿Necesita un creyente “hacer” milagros para exponer la revelación de Dios hoy en día y que esta sea creída?….¿ y para que los que la oyen tengan fe en el evangelio? Por supuesto que NO. (por cierto, Romanos 10:17 dice que la fe viene por el oír y el oír, por la palabra de Dios… ¿correcto?)

¿Y por qué no?. Porque la Biblia está completa y ella CONFIRMA, REITERA, Y AUTENTICA, lo que tú y yo predicamos, por medio de la mismísima Biblia.

Pausa y continúo pronto.

n.r.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s