La Paqui…En Sus Horas Más Difíciles…


 

MI PAQUI

La Paqui es mi mamá, y batalla desde hace un par de años contra un cancer en su boca.

Prediqué esta mañana en VNG y salí para San Salvador para verla, pues mi hermana me avisó que cada día luce más debil…y es verdad.

la Paqui es una sólida creyente y amante del Señor Jesucristo. Vive enamorada de él y de su Palabra.

Ha sido una mujer de temple casi indomable…estóica es un adjetivo que no le queda sobrado, créemelo…pero al estar abrazándole, es evidente que la fuerza de la enfermedad y el desgaste que esta acarrea es cada día más grande.

El dolor ha aumentado mucho, y la música, que ha sido uno de sus deleites, parece serlo menos cada día.

Vaya este post para solicitarte que me ayudes a orar porque Dios intervenga a favor de ella…de la manera que él sabe que le es más conveniente a mi mamá.

Ora también por Charlie Rivas, por su recuperación de tan aparatoso accidente. Tuve el priviegio de ver a Charlie y a su preciosa familia, hoy… luce mejor, pero necesita de nuestras oraciones para su recuperación.

Así es esta vida…

La eterna, no es así… fijo.

Mientras cierro este post…de repente… uno de los guardias que cuidan el edificio que está frente a la casa de la Paqui, canta emocionado desde  la oscuridad del edificio y a fuerte voz: “Pueblos todos…batid las manos…alabad a Dios con voz de júbilo…Pueblos todos, batid las manos…alabad al Dios de Israel”

Me quedo meditando en la letra de ese canto, e inmediatamente me le uno a él en voz baja, a medida me alisto para una ducha a fin de mitigar el calor de San Salvador en esta noche.

¡Ten un gran día, hoy !

n.r.

2 Respuestas a “La Paqui…En Sus Horas Más Difíciles…

  1. No entiendo porque un anciano debe pasar, aun en su vejez, procesos tan dolorosos como el cáncer, ¿Acaso la vida no ha sido suficientemente dura ya con ellos? Dios sí sabe claro, pero una cosa he visto, posiblemente sea la última lección de vida que nos dan, y que esa lección, aunque ellos sufran al enseñarla, nos va a servir cuando lleguemos a ese momento. Aunque ellos no lo dicen, pero estoy seguro que están pensando en sus hijos, y se portan valientemente… como tratando de decir: Hijo, aprende esta lección… Te acompaño en tus oraciones y en tu tristeza, uno jamás quiere ver a un padre padecer algo como el cáncer… un abrazo!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s