El Famoso Velo Blanco Sobre la Cabeza Y La Muy Importante Regla del Contexto…


Velo Blanco

Estoy seguro que en más de alguna ocasión, has visto a alguna mujer creyente con un velo blanco sobre su cabeza. La pregunta que surge de inmediato es: ¿Y eso…está en La Biblia?. La respuesta es: .

Si eres hija de Dios, La pregunta que le sigue es: ¿Y yo debo usar uno?. La respuesta es NO.

Al continuar en VNG con la exposición de la 1ª Carta del apóstol Pablo a los Corintios, llegamos al capítulo 11, en el cuál él trata tan sonado tema.

Los versos 4 y 5 dicen

Todo varón que ora o profetiza con la cabeza cubierta, afrenta su cabeza. Pero toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, afrenta su cabeza; porque lo mismo es que si se hubiese rapado.”

Para comenzar y sin el más mínimo intento de aparentar conocer un idioma tan vasto como el Griego, profetizar, está conjugado  propheteuoœ, y significa: “Exponer la enseñanza de la verdad divina”…   Usualmente, aquí surge otra pregunta. ¿puede una mujer enseñar la Biblia?. La respuesta, según 1ª Timoteo 2: 11-15, es: …a mujeres y a niños. Explicar esto me tomaría otro post, te anímo a leer dichos versos.

Para continuar, el uso del velo sobre la cabeza era una costumbre propia de la región de Corinto. Las mujeres que querían hacer pública su sujeción a la autoridad de su marido, y por ende su respeto al matrimonio, lo usaban. Las prostitutas, no solamente lo anulaban en su vestimenta, sino que algunas hasta se rapaban para identificarse con el movimiento anti-conyugal y pro-liberación femenina que estaba de moda en el imperio Romano en esa epoca.

Todo el segmento sobre el velo (versos 1 al 16) tiene que ver, fundamentalmente, con la autoridad del varón sobre la mujer.

El verso 3 es la médula espinal de todo este párrafo:

“Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo.”

Según el verso 7, el hombre no debe cubrirse…ni al orar, ni al enseñar la Biblia, y no es cuestión de costumbres, como en el caso del velo, sino de mandamientos de Dios. Los siguientes dos versos (8 y 9) lo dejan claro. Dales un vistazo.

Pablo aclara aún más el tema del velo sobre la cabeza de la mujer en los versos subsiguientes, hablando de lo que es natural y de lo que es anti- natural.

El verso 13-14, parafraseado, dice algo así como: “saquen ustedes sus propias conclusiones…¿acaso no nos enseña la naturaleza misma que al hombre le es deshonroso dejarse crecer el cabello?”

Otra pregunta que surge a estas alturas es: ¿Y por qué entonces algunos hombres en la Biblia dejaban crecer su cabello?. La respuesta está en Números 6. Era por el voto del nazareato, tema de otro post.

La testosterona, hormona masculina, promueve la caida del cabello, mientras que el estrógeno, la hormona femenina, promueve el nacimiento y la retención del cabello…“la naturaleza misma, ¿no nos enseña?”… ¿ves el punto?

No quiero dejar fuera del tintero que la Biblia nunca dice cuán largo debe ser un cabello para ser considerado deshonroso, ni cuán corto debe ser para ser considerado honroso…y por lo tanto, imponer una regla al respecto en cuanto a “tantos centímetros de largo, hermano”,  no va a pasar de ser un dañino legalismo.

Finalmente, Pablo zanja el tema en los versos 15 y 16:

“Por el contrario, a la mujer dejarse crecer el cabello le es honroso; porque en lugar de velo le es dado el cabello.” Allí está casi todo el argumento: A la mujer le es dado el cabello en lugar de velo… ¡No hay donde perderse!.

“Con todo eso”, continúa Pablo, “si alguno quiere ser contencioso, nosotros no tenemos tal costumbre, ni las iglesias de Dios.”

Es decir: “con toda esta explicación, si alguno quiere seguir “peleando” sobre este tema…que quede claro: nosotros (los apóstoles y líderes) no tenemos tal costumbre…ni las iglesias de Dios.”

Cuán importante es el contexto no solo el bíblico, sino también el histórico…¿no crees?

Si un pastor abandona esta preciosa regla, puede llegar a enseñar e instituír costumbres (hasta reglas) en una iglesia, las cuáles no son lo que la Biblia enseña.

¡Ten un gran día hoy!

n.r.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s