¡ Jesucristo Es Dios !


Ciego II

Pues la historia de Juan 9 no termina allí…el hombre recobra su vista.

¿Te puedes imaginar no ver más que oscuro…tinieblas…toda tu vida, desde tierno,  y en unos minutos, comenzar a ver la luz?…

Imagínate tú en ese cuerpo: ahora ves las cosas y no sabes que son, sino hasta que las palpas, pues toda tu vida esa ha sido la manera de saber qué es qué.. ¿no es cierto?…como bien dice mi amigo y hermano Mynor Izquierdo, “ahora ves una taza y no sabes que es, sino hasta que la agarras y palpas su forma.”

Piénsalo…tu retina siente el golpe de la luz del sol, ahora…¡wow!… Ves los colores y no sabes cuál es cuál…solo te deleitas en verlos…poco a poco sabrás que el verde es “así” y que el rojo es “asá”.

Los que conocían al ciego se decían unos a otros:  “¿No es éste el que se sentaba y mendigaba? . Unos decían: El es; y otros: A él se parece. El decía: Yo soy. “… Por cierto…ahora le pueden dar un empleo fácilmente…¿no crees?. Adios al mendigar. Y es que cuando Cristo llega a tu vida, lo hace para darte toda clase de bendiciones… ¿no crees?

Ahora nota la forma progresiva en la que Jesucristo pasa de ser un simple hombre en su mente, a ser el Señor en su corazón.

1) Primero es “un hombre”, para él.. Observa los versos 10 y 11:

“Y le dijeron: ¿Cómo te fueron abiertos los ojos?. Respondió él y dijo: Aquel hombre que se llama Jesús hizo lodo, me untó los ojos, y me dijo: Vé al Siloé, y lávate; y fui, y me lavé, y recibí la vista. “

2) Luego, sube de categoría en el corazón del ex-ciego, al estar ante los Fariseos que prontamente lo cuestionan. Ahora le es “un profeta”, el verso 17 es claro:

“Entonces volvieron a decirle al ciego: ¿Qué dices tú del que te abrió los ojos? Y él dijo: Que es profeta.”

3) Finalmente, dentro del corazón del ex-ciego,  Jesús llega a ser quien debió haber sido en toda nuestra vida: el Señor… El Jefe…Dios. Digno de ser adorado.

los líderes religiosos de Israel le expulsan de la sinagoga. Jesús lo encuentra, en versos 35 al 37,  y le pregunta:

“Oyó Jesús que le habían expulsado; y hallándole, le dijo: ¿Crees tú en el Hijo de Dios?. Respondió él y dijo: ¿Quién es, Señor, para que crea en él? . Le dijo Jesús: Pues le has visto, y el que habla contigo, él es. Y él dijo: Creo, Señor; y le adoró.

En el embotado razonamiento de los sabios de este mundo, Jesucristo es “solamente un hombre, erroneamente elevado a la categoría de DIos”. Mientras que toda la Escritura, de principio a fin, describe la impresionante historia de cómo Dios, se rebajó a la categoría de hombre para darnos salvación y vida eterna. Si tú no crees que Jesucristo es Dios tienes un serio problema con muchos versos…Romanos 9:5 es solamente uno de ellos:

“…Cristo, el cual es Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos.”

Continúo mañana, pues la Biblia, tiene aún mucho que enseñarnos.

¡Ten un gran día, hoy!

n.r.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s