No Hay Como Abrir El Libro Y Que Sea Expuesto…


Biblia 1El Libro no es otro más que el Libro de libros…La Palabra de Dios.

Al llegar este día a Nehemías 8:5 en mi propósito de leer la Biblia de pasta a pasta una vez más, leo que El Libro es abierto ante el pueblo, Esdras, un hombre que según Esdras 7:10  “había preparado su corazón para inquirir la ley de Jehová y para cumplirla, y para enseñar en Israel sus estatutos y decretos.”, está parado ante los Israelitas y, al decir verdad, es fascinante ver cómo ellos miran y escuchan atetamente. 

“Abrió, pues, Esdras el libro a ojos de todo el pueblo, porque estaba más alto que todo el pueblo; y cuando lo abrió, todo el pueblo estuvo atento.”

Pero mira el verso 8 de Nehemías 8:

“Y leían en el libro de la ley de Dios claramente, y ponían el sentido, de modo que entendiesen la lectura”

Esta escena, con seguridad, se repitió este día Domingo en algunas ciudades  del planeta…en iglesias de sana doctrina y en las cuales se expone El Libro…tal y como es…sin filosofías de hombres… sin meterle ” lo que un pastor quiera decir”, sino enseñando “lo que allí está”…y sin sacar los pasajes de su respectivo contexto. Eso es de extremo valor, y ya casi no se encuentra en este mundo. Si en tu iglesia ocurre eso, considérate afortunado…muy afortunado, por no decir bendecido.

En este pasaje, me impactó ver que llegaron a quebrantarse ante Dios a raíz de escuchar la exposición del Libro:   “…porque todo el pueblo lloraba oyendo las palabras de la ley.”  ¡Wow!… la exposición de la Ley, les ponía bajo tremenda convicción y bajo tremenda alegría a la vez.

Ahora mira como termina este trozo, en el verso el verso 12: “Y todo el pueblo se fue a comer y a beber, y a obsequiar porciones, y a gozar de grande alegría, porque habían entendido las palabras que les habían enseñado.”

A este verso quería llegar: “…regresaron gozoso a sus casa con grande alegría, porque habían entendido la palabras que les habían enseñado.”

¿Regresaste así a tu casa ayer después de salir de tu iglesia?. Si así es… ¡qué bendición !…de veras.

Dios bendiga y cuide a aquellos pastores que Domingo a Domingo exponen la palabra fiel y limpiamente. Dios bendiga, por igual, a las  congregaciones que al ser expuestas la Palabra, ponen todo el sentido para entenderla y aplicarla a sus vidas.

El Salmo 119:130 dice claramente:

“La exposición de tus palabras alumbra; y hace entender a los simples.”

¡Ten un gran día, hoy!

n.r.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s