Reflexiones En Un Día Internacional del Trabajo…


hormigas

La indolencia, a lo único que lleva a un ser humano es a la ruina…al caos…y, entre otras muchas cosas, a la necesidad.

Proverbios 6:6-11 dice así: 

“Vé a la hormiga, oh perezoso, Mira sus caminos, y sé sabio; la cual no teniendo capitán, ni gobernador, ni señor, Prepara en el verano su comida, Y recoge en el tiempo de la siega su mantenimiento. Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño? Un poco de sueño, un poco de dormitar,Y cruzar por un poco las manos para reposo; Así vendrá tu necesidad como caminante,Y tu pobreza como hombre armado.”

La última frase lo dice todo: Si eres indolente, la necesidad y la pobreza se pararán delante de ti, como un hombre armado, contra el cuál no podrás hacer ya nada…¡Viene para destruirte!. Punto.

Quien quiere trabajar, trabajará de lo que sea para traer el sustento a su casa, con tal que sea decente y digno, aunque le sea “vergonzoso”… ¿No crees?

En mi muy corta carrera ministerial, he conocido a unos quienes queriendo trabajar, lo que anhelan es un inmediato puesto de gerente, sin tener que pasar por conserjes, si fuera necesario. Si no les dan eso “Ya”, no trabajan. Eso es indolencia disfrazada.

He conocido a otros que, como bien decía mi papá: “andan buscando trabajo deseando no encontrar”. Eso también es haraganería disfrazada.

He conocido a otros que lo que les embarga es un adormecimiento del cerebro que no les deja hacer nada. De estos, también hablaba mi padre, de quienes decía. “A este se le paran las moscas”. En otras ocasiones le oí decir. “A este se lo comen las cucarachas”. Suena ofensivo, pero allí había sabiduría de la calle.

En contraste, sobre aquellos que son extremadamente “pilas” para “rebuscarse” de manera honesta en el trabajo, le oí decir: “¡este es de los que no se acuestan sin cenar!”

Y Dios tiene tanto que decir sobre aquellos que son diligentes para trabajar…Mira el Proverbio 22:9 

“¿Has visto hombre solícito en su trabajo?…Delante de los reyes estará; No estará delante de los de baja condición.”   Está claro….¡clarísimo!

 Proverbios 24:10 dice:“Si fueres flojo en el día de trabajo, Tu fuerza será reducida.” 

Pablo dijo en 2a Tesalonicenses 3:8

“…ni comimos de balde el pan de nadie, sino que trabajamos con afán y fatiga día y noche, para no ser gravosos a ninguno de vosotros” 

El que diligentemente trabaja, inevitablemente prosperará, el que no, inevitablemente, está condenado a una vida de insolvencia.

Suda la camiseta. Provee para los tuyos. Sé diligente…nunca negligente…mucho menos indolente.

Seas Ama de Casa, Empleado de oficina, Profesional en tu despacho….en fin: ¡Feliz día de descanso!…si no, solamente será “un día más”

n.r.

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s