La Importancia de Reproducirnos Espiritualmente en Nuestros Hijos…


Papa e hijo

Triste es el pasaje que se lee en Jueces 2:10-12 (por cierto, hoy habría que estar en Jueces 16, de acuerdo al calendario. Te animo a no detenerte en este viaje a través de la Biblia en un año, y ponerte al día, hoy).

Triste…muy triste. Acaba de morir Josué, quien tomó el batón de manos de Moisés e introdujo a Israel a Palestina, dirigiendo la mayor parte de la conquista. Muere este gran hombre de Dios y muere esa generación de hombres y mujeres que habían conocido a Dios muy de cerca.

Lo triste no es la muerte de ellos. Todos vamos a morir. Lo triste es ver a una generación de niños y jóvenes quienes, poniendo los ojos en “ir a estrenar la heredad…la porción de tierra que les había tocado”, dejaron a Dios a un lado, y fueron sus padres quienes no se reprodujeron en estos chicos. Sus padres, irresponsablemente, no les enseñaron la Palabra de Dios. Mira cómo lo dice: “Y se levantó después de ellos otra generación que no conocía a Jehová, ni la obra que él había hecho por Israel. Después los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos de Jehová, y sirvieron a los baales. Dejaron a Jehová el Dios de sus padres, que los había sacado de la tierra de Egipto, y se fueron tras otros dioses, los dioses de los pueblos que estaban en sus alrededores, a los cuales adoraron; y provocaron a ira a Jehová.”

Estoy convencido que los responsables de enseñar a nuestros hijos el reverente temor a Dios plasmado en La Biblia, somos nosotros, sus papás. No los maestros de los ministerios infantiles de nuestras iglesias (y no estoy justificando el trabajo de los últimos, ellos deben siempre dar lo mejor de sí al preparar sus clases y enseñarlas en cada servicio).

¿Quieres que tus hijos crezcan adorando a “otros dioses”?… ¿Quieres que crezcan enamorados de lo temporal, lo que se pudre,  y lo que va a pervertir sus vidas?…¿Quieres verles en el riesgo de morir jóvenes?

No les hables del Dios verdadero. No te sientes con ellos alrededor de la Biblia y no la abras, ni se la enseñes. No les hables de las maravillas que Dios es capaz de hacer en sus vidas… y entonces, los verás perderse ante tus propios ojos. Así de sencillo.

¿Muy serio el post?… más serio es el resultado de descuidar esta responsabilidad nuestra.

¡Ten un gran día, hoy!

n.r.

Una respuesta a “La Importancia de Reproducirnos Espiritualmente en Nuestros Hijos…

  1. Pingback: La Importancia de Criar Hombres… | nelsonrivas.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s