La Vida Es Corta…Los Hijos Se Van…Tú y Tu Cónyuge Continuarán, Quién Sabe Hasta Cuándo…


Con Mi Amor

Al acercarse el verano de los Estados Unidos, porción del año en el que los universitarios descansan, respiran y se alistan a iniciar un nuevo año académico, se alista mi corazón para ver a mi primera bebé, ahora casi de 20 años, partir hacia Arkansas, en donde se internará en los pasillos de John Brown University. Una parte de mi se alegra por el mundo de oportunidades que nace en su propia vida, pero otra parte se entristece. Aquella bebé que apenas ayer empujaba yo en un columpio y me pedía un “Furby” de regalo de navidad, muñeco peluchín con el que dormiría por muchas noches junto a él, ahora se alista a volar del nido.

Fabiola, nuestra segunda hija, ahora de 17 años, se apresta a hacer un viaje de exploración de un mes por diferentes ciudades de Alemania, previo a su finalización del bachillerato. Hace apenas un ayer, soñaba con ser “la sirenita” de la película del mismo nombre…libre…buscando su príncipe azul y conocer más allá de lo que papá le deja conocer.

Mi chiquita, Cami….con 12 años…esa…no quiero que crezca…¡ya no más, por favor!… mejor cambiemos de tema.

Cati, nuestra amada hija adoptiva es adorable por igual, pero ya ha entrado en la etapa en la que quiere saber de todo. Te ruego nos ayudes a orar porque ella pueda reencontrase con su hermana mayor y sus papás, nuestros amados hermanos y amigos: Los Embrey. Sus grandes oportunidades de estudiar y crecer con en los U.S. está estancada por la absurda burocracia del gobierno.

Lo que hoy quiero decir es que cuando uno está “chiquito” ve la vida por delante como un camino inmensamente laaaaaaargo, pero al llegar a los 52 años y voltea a ver hacia atrás descubre que es inmensamente corto.

Al final, los hijos deberán partir de nido…uno por uno y a su tiempo. Mi amada Rosemarie seguirá siendo, quien sabe hasta cuando la muerte física ha de separarnos, mi mejor amiga…el “viento bajo mis alas” como lo dice aquella preciosa canción de 1982 escrita por Jeff Silbar y Larry Hinley, la que me da la oportunidad de poner en práctica el amor sacrificial de Cristo por su iglesia sobre el planeta.

La vida es corta….más corta de lo que hemos creído todos estos años. Da lo mejor de ti a los que te rodean aquí y ahora, porque ya no habrá otra oportunidad similar.

¡Ten un gran día, hoy!.

n.r.

6 Respuestas a “La Vida Es Corta…Los Hijos Se Van…Tú y Tu Cónyuge Continuarán, Quién Sabe Hasta Cuándo…

  1. Pastor, me ha hecho llorar. “Inmensamente corta” suena a que irremediablemente en algunas areas con nuestros hijos hemos perdido el tiempo que no volvera…pero tenemos el hoy para aprovechar todo y cada una de sus cosas, sin tomarnos tan en serio… quiero que mi hijos se lleven en su maleta un lindo recuerdo y ejemplo de sus padres… muy lindo post.

  2. Amadísimo Mamichito: Tu los has dicho bien Cést la vie…
    Un abrazo a los tres. Los extrañamos muchísimo!
    n.r.

  3. Chechito se me pone la piel de gallina con solo ponerme a pensar en Samu y lo que acabas de escribir, ya creciendo y pensando en su futuro y uno pensando en que ya le llegara la hora de abandonarnos. Pero como dicen los franceses “c’est la vie”. Saludos Mauricio Lagos.

  4. Gracias por compartir tremenda reflexión, la cual a mí me ha pasado con mis hijas mayores y tengo la oportunidad de pedir que cada día pase despacio frente a mí para apreciar cada momento que nuestro Dios nos regala. Bendiciones hermano Pastor.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s