Reencontrándonos…Quedará Muy Atesorado En Nuestras Almas.


DSC03474

Me fascina cuando uno trata y trata de encontrar las razones por las cuáles un  proceso, o quizá un “evento”,  que ocurra en el Reino (como el Campamento “Reencontrándonos” que acabamos de vivir alrededor de 30 parejas), habría salido tan inusualmente bien. Me fascina que uno NO encuentre las razones, porque indefectiblemente entonces, eso vino de Dios. Fue fabricado en el cielo, cuidado por el Señor y entregado a nosotros los mortales para que lo administráramos y disfrutáramos. Cuando uno SÍ encuentra el porqué salió bien, entonces los aplausos son para los hombres.

Dios estuvo allí en Tecpán este pasado fin de semana. Aunque debo ser franco que Satanás logró su cometido de evitar que más parejas disfrutaran de tan gigantesca bendición…lo vi en acción, y observo que para evitar que este salga victorioso, no hay otra opción que bañar campamentos como este en oración y ayuno, estoy convencido de eso.

La presencia de Julito y Patty Contreras entre nosotros fue más que clave. Con esa gracia que caracteriza a nuestro amado Julito, él nos llevó por un pasajazo de la Biblia (1a Pedro 3) del cuál aprendieron las esposas mucho la primera noche, y los esposos por igual a la mañana siguiente. Sencillamente magistrales  predicaciones. Gracias por venir Julio y Patty.

La cena en Katok estuvo fenomenal. Todos iban entrando al restaurante vestidos muy elegantemente…allí aprovechamos para hacer el “Photo Booth”. Luego vino el “The Tecpán Music Award”, el Karaoke con el que se logró el desempate, con la Canción “Un Pacto Con Dios” de Rabito.

Wicho Escobar cantándole a su amada Brenda Isabel, ganó el primer lugar para su grupo “Los Tucanes de Tecpán”…se llevó la tan codiciada estatuilla: “Chancleta de Oro”. Ramphis Cadena cantándole a su Mayrita, se llevó la no menos ansiada “Chancleta de Plata”. Cesar Fajardo cantándole a su  amada Nancy, se llevó  el tercer lugar: premio de consolación. El pollito ahumado de cena estuvo inmejorable. Brindamos con una exquisita sidra de manzana (sin alcohol, no te alarmes), nos sirvió para brindar por nuestros matrimonios.

Al regresar al lugar de enseñanzas, las esposas tuvieron su taller y los esposos el nuestro. Allí se pudo hablar “sin temores” sobre temas que a veces se vuelven tabú, pero que al ventilarlos a la luz de la Palabra, son de tanta ayuda.

El desayuno del domingo en el Rincón Suizo sirvió para conocernos más entre las parejas. Frio, chimenea, buen ambiente… buenísimo, de veras.

El segundo taller me encantó tanto…se llamaba: ¿Adónde Va Nuestro Amor?. No queríamos para de hablar. Mientras tanto, las parejas iban poco a poco saliendo hacia una caminata en la que aprendimos sobre el ejemplar amor del Dr. Mc Quilkin por su esposa.

Luego vino el Picnic…en pareja…solos para hablar sobre le rumbo de cada uno de sus matrimonios. Si el pastel habían sido todas las enseñanzas de Julito y los talleres, y todo lo demás, pues la guinda en el pastel fue el desafío final: Renovar Los Votos, o bien, Casarse. 18 parejas decidieron hacerlo allí. Lo que ocurrió adentro de la capilla fue tan hermoso, que, honestamente, me es muy difícil describirlo. Cada esposo colocó un nuevo anillo de su esposa en su dedo anular y dijo cosas tan impactantes cuyo denominador común era: “me comprometo ante Dios y ante todos estos amigos, a serte fiel, hasta que la muerte nos separe”. Luego ellas hicieron y dijeron lo propio e… insisto, no encuentro palabras para describir lo que vimos y oímos.

Foto final y salimos rumbo a la capital a eso de las 5 de la tarde.

Ahora, una urgente sensación de orar y ayunar por cada pareja, me inunda. Cada uno de ellos ha vuelto a su respectiva realidad, y estoy seguro que, tal y como lo advirtió Julio allá, el enemigo ahora va a arremeter contra cada matrimonio.

Te dejo algunas fotos, no de todo, pero sí de algunas preciosas cosas que vimos a Dios hacer, no sin antes agradecer a David Guadrón por haber predicado en VNG en el Westin ayer domingo…escucho a cada rato que la enseñanza estuvo fenomenal, y no me sorprende, ¡Dios te usa grandemente amado Chief!.

Dios bendiga a cada pareja a quienes, ya sea que hayan ido al campa o no, tengo el honor de pastorear en este amado país.

¡Ten un gran día, hoy!

n.r.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s