Una Boda Excepcional Y Un Convivio Inolvidable…


Boda Essex-Contreras

Dios, en su gracia, a veces nos permite disfrutar demasiadas cosas preciosas en tan solo pocas horas. Las últimas 72 de mi vida han sido de esas.

El pasado Viernes ensayábamos en San Salvador lo que sería una de las bodas más especiales para Romy, para mis hijas y para mi: la de Nanina y su hoy esposo David. No era cualquier boda, era la de mi sobrinita, a quien he visto crecer desde bebé.

La gran noche llegó… fue la del Sábado pasado. Estefanía lucía preciosa y David con toda la elegancia de un caballero. Todo lo que ocurrió tuvo ese “glow” o brillo que solo Dios puede poner a algunas cosas. Honestamente, no había manera de mejorar nada de lo que esa noche ocurrió. Fascinante es un adjetivo que se queda corto.

Mi familia y yo nos fuimos acostando como a la 1 am esa noche, para levantarnos apenas 3 horas después y salir para Guate. Pasamos rápidamente a nuestra casa para bajar maletas…subir piano, cañonera y similares y salir hacia El Tejar, en donde fuimos testigos de otra intervención de Dios. Nos regaló el que considero mejor convivio de navidad en la historia de Vida Nueva Guate. Más de 230 almas tuvimos un culto literalmente entre pinos, con frío y sol, y en una de las más agradables zonas del país. Luego vinieron las reuniones de todos, en 8 diferentes grupos. Sentados en la grama, todo mundo quería conocer a todo mundo…algo que me agradó sobremanera. Luego el churrascón. Todo estaba delicioso.

Convivio Navidad VNG 2012

La tarde fue para risas, risas y más risas. “El Béisbol Medieval”…”La Televisión de Los 1500s”… “La Puesta en Escena”, etcétera, etcétera, fueron algunas de las competencias que todos disfrutamos. Al caer la noche todos regresamos a la capital, gracias a Dios, sin ningún percance. Lo que escuche ayer y sigo escuchando hoy es que nunca habíamos tenido algo tan bueno como lo de ayer. Fue Dios, en su gracia, haciéndolo todo.

Y es que cuando Dios hace las cosas, no hay manera de explicar qué fue lo que lo causó. Cuando encuentras qué de lo que “hicimos” lo causó, entonces lo causó el hombre y no Dios. Lo primero aplica para la boda de los Essex-Contreras, el Sábado y para el convivio de la igle, ayer.

He manejado más de 400 kilómetros en tan solo unas horas, pero ha valido la pena para ser testigo de esas ocasiones en las que el hombre se prepara con lo que tiene que hacer, pero es Dios quien envuelve con su magia las cosas, a fin de que quien sea enaltecido sea él y solamente él… esta vez lo hizo en un matrimonio y en una naciente iglesia (por cierto, dos de sus grandes ideas).

¡Ten un gran día hoy!

n.r.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s