Como Ya Se Ha Dicho: Adorar A Dios No Tiene Nada Que Ver Con Música…


Perdón que insista en esta sólida verdad: Adorar a Dios no tiene nada que ver con música.

Como bien lo dijo el Dr. Jeff Adams: “Adorar es encontrarse con Dios y estando allí, renunciar a todo…dejarlo todo.”

Por ejemplo: En Génesis 22, Dios pidió a Abraham que sacrificara a su hijo en un holocausto… ¡impensable que el hijo cuyo nacimiento fue un improbable milagro, ahora era demandado por Dios!

“Y dijo Dios: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré.” 

Mira con lupa lo que Abraham dijo:  “Entonces dijo Abraham a sus siervos: Esperad aquí con el asno, y yo y el muchacho iremos hasta allí y adoraremos…” 

No cantó…¡Se encontró con Dios, y allí lo dejó todo!

Ana, quien con tanta angustia oró a Dios por un hijo, va al templo con Samuel, su amado hijo que Dios le había concedido… Lleva con ella una ofrenda especial, pero más especial es lo que le va a entregar a Dios: ni más ni menos que el hijo que por el que con tanta angustia había clamado.

1 Samuel 1 lo describe: “Y matando el becerro, trajeron el niño a Elí. Y ella dijo: ¡Oh, señor mío! Vive tu alma, señor mío, yo soy aquella mujer que estuvo aquí junto a ti orando a Jehová. Por este niño oraba, y Jehová me dio lo que le pedí.

Ahora mira lo que adorar es: “Yo, pues, lo dedico también a Jehová; todos los días que viva, será de Jehová. Y adoró allí a Jehová.” 

Observa algo peculiar: La mujer regresó a su casa sin nada en sus manos…a más de esto, lo más complejo: sin su amado hijo.

No cantó (oró después)…¡Se encontró con Dios, y allí lo dejó todo!

En la Biblia. ejemplos de hombres y mujeres que han adorado a Dios en verdad, sobran.

Un día, hace ya 2000 años, Dios lo dejó todo en una cruz en el monte Calvario…Su más preciado tesoro…lo que más amaba.

No cantó…¡Se encontró con nosotros, y allí lo dejó todo!

¿Quieres tú “adorar” a Dios?…Eso no ocurre en el tiempo de alabanza en el culto de tu iglesia, (y por supuesto que no descuidemos ese precioso tiempo  en nuestras congregaciones) sino en lo más íntimo de tu corazón…

Vé y encuéntrate con el Señor y renuncia a todo…a todo…a todo…aún a los deseos que más amas, y solo entonces estarás adorándolo bíblicamente.

¡Ten un gran día hoy!

n.r.

2 Respuestas a “Como Ya Se Ha Dicho: Adorar A Dios No Tiene Nada Que Ver Con Música…

  1. Wow !…al punto, Otto !.
    Gracias!
    n.r.

  2. Hola mi estimado Nelson, muy interesante tema, le envío un versículo adoc para este tema:

    Isaías 29:13 NIV:
    El Señor dice:

    «Este pueblo me alaba con la boca
    y me honra con los labios,
    pero su corazón está lejos de mí.
    Su adoración no es más que un mandato
    enseñado por hombres.

    Saludos, anhelo que Dios nos conceda la fuerza para hacer Su voluntad y nuestros hechos glorifiquen Su Nombre, y como resultado también le alabemos con nuestros labios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s