¿Y Cómo Es un Maduro En Cristo?


Bueno…al tratar de responder esta pregunta, pasan por mi mente en estos momentos, los rostros de varios hombres y mujeres de Dios cuyas vidas reflejan una impresionante madurez.

1) Para comenzar, por alguna razón, escuchan muchísimo más de lo que hablan. Me hace pensar en dos cosas: a) Cuánto “carburo” hablamos, hablo, ¿no es cierto?. Pienso que Dios tiene tantísima razón al decirnos en Proverbios 10:19 que “En las muchas palabras no falta pecado; Mas el que refrena sus labios es prudente.” ¡uuuugghh!… Qué ganas de tweetear vanidades tiene la lengua ¿no es cierto?   b)  Estos maduros  hombres y mujeres de Dios comprueban lo que Dios dice en  Santiago 3:2 “Si alguno no ofende en palabra, éste es varón perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo.”  …  De hecho, la palabra “perfecto” en este verso quiere decir “maduro”. Léelo con lupa de nuevo:  ¡Si eres capaz de refrenar tu lengua eres capaz de refrenar todo tu cuerpo!… ¡Wow!…¡Wow!, y otra vez: ¡Wow!

2) Es evidente que, en cada instante de sus vidas,  están en un serio compromiso con despojarse del viejo hombre y revestirse del nuevo. Hablan verdad y no mentira. Les veo airarse pero no pecan con la ira en sus manos. No se acuestan si no han pedido perdón a quien hayan ofendido. En vez de pasar avaramente pensando en “los chunches” que quieren (peor aún, en ver como “le quitan al otro” ), trabajan para dar al necesitado y al Reino. Es más, andan tratando de detectar adónde hay una genuina necesidad para cubrirla ellos. Buscan fervientemente el bienestar  y la comodidad de los demás muchísimo antes que el suyo propio, aún cuando eso signifique que deban sufrir penalidades ellos mismos. Huyen de las pasiones juveniles. aman la templanza. Han sustituido casi completamente un vocabulario corrompido, por uno que edifica y da gracia al que les oye. Huyen de los pleitos. Es más, nunca se les ve  amargados, enojados, iracundos, gritones, ni maledicientes. Tratan a los demás con gracia y con misericordia. Perdonan mucho, porque están altamente conscientes de cuánto han sido perdonados. Mejor leamos Efesios 4:22 al 32 porque allí se les describe.

“En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad. Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros. Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo. El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad. Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes. Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención. Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.”

Y 3) Se les observa anhelando trozos de alimento sólido en La Biblia y tienen sus sentidos ejercitados en el reconocer la diferencia entre el bien y el error. Se les nota una repulsión por el pecado y un casi secreto amor por la rectitud. Hebreso 15:14 los describe muy bien:

“Pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal. ”

Créeme: ¡Cómo quisiera ser así!

¡Ten un gran día hoy!

n.r.

4 Respuestas a “¿Y Cómo Es un Maduro En Cristo?

  1. Tremendo eso, ¿no Tony?
    Un abrazo, amado hermano !!!
    n.r.

  2. Y es que el que refrene su lengua es varon perfecto… estoy de acuerdo contigo…!COMO QUISIERA SER ASI!.

  3. Wow!…De acuerdísimo !
    Es uno de mis anhelos en mi vida Lilly !!
    Bendiciones !!
    n.r.

  4. Me es tan edificante, hablar menos y escuchar más. Bendiciones.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s