Metamorfosis…La Transformación Duele


Para tener una mejor idea de lo que estudiamos con los jóvenes esta noche, te ruego leas Efesios 4:22 al 5:12.

Todo el trozo comienza así:

“En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad…”

¡Está clarísimo!…Dios quiere que cada uno de nosotros “mudemos” el viejo hombre el cual está  viciado con una “forma” que le ha dado el cúmulo de deseos engañosos al que le hemos ido habituando. Quiere además que nos renovemos en el espíritu de nuestra mente (ojo: En la mente se trama todo), y que nos revistamos del nuevo hombre el cuál nació en nosotros el día que recibimos al Señor.

¡Estamos hablando de una genuina metamorfosis!

Si lees todo el pasaje que te digo, verás que ese ser  viciado en nosotros miente, es violento y ultraja, hurta, tiene un léxico corrompido y un lenguaje de gritería, maledicencia y amargura. Le gusta la “porneya”, la avaricia y la necedad. Las tinieblas le emocionan. El nuevo hombre, en cambio habla verdad, se aíra pero no peca, perdona. Edifica  y cae en gracia al hablar. No participa de las tinieblas sino, más bien, las reprende. Ahh…y ama la luz.

Esta noche Dios nos habló a todos… ¡qué bendición!

Vimos cómo la naturaleza nos habla y enseña las lecciones que vienen de Dios. Hay seres en el reino animal que sufren genuinas metamorfosis. Te dejo el video que todos apreciamos esta noche.

Las mariposas ponen sus huevos. Estos maduran a larvas que salen del cascarón ya como orugas o gusanos, los cuáles no conocen otra vida sino la de “arrastrase en el suelo”. Pero no se quedan allí. Maduran a Crisálidas o capullos dentro de los cuales se transforman en un ser completamente diferente. Mariposas que vuelan liviana y libremente, diciendo “adios” a una vida literalmente “arrastrada”.

Mejor míralo y permíteme hacerte el mismo desafío que hice esta noche a nuestros jóvenes: La responsabilidad de ser transformado es tuya, no de Dios. Tu decides si quieres seguir viviendo por los suelos, o volando alto y libre del peso del pecado que nos asedia a todos. Si vives en un círculo vicioso de hábitos errados y , por años no ves cambio, no le eches la culpa a Dios. Deja de orar: “Dios cámbiame” y mejor dile: “Dios: me comprometo a transformarme”

Que lo disfrutes, y sigue orando por nosotros, porfa. Mañana vamos a pasar todo el día en la Reserva Ecológica de Atitlán…viendo metamorfosis  genuinas “in situ”

¡Ten un gran día, hoy!

n.r.

2 Respuestas a “Metamorfosis…La Transformación Duele

  1. Que interesante aprendizaje, y que bueno que nuestros hijos puedan exponerse a estas enseñanzas. Es sin duda mejor que aprendan esto antes (en el tiempo) y no después, por que después el dolor puede incrementarse…..

    Pequeñas oleadas de dolor; son necesarias para que podamos caer dentro del proceso de transformación, pero son pequeñas; el mayor dolor lo sufrió Dios sacrificando a su único hijo para que por gracia pudiéramos tener acceso a lo que Él pensó cuando nos hizo

  2. Pingback: 30 Vidas En Plena Metamorfosis… | nelsonrivas.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s