Sigamos Interrumpiendo Al Cielo…


El 7 de Mayo del 2010, escribí oficialmente mi primer post en este blog. Ese post se llamó: “Interrumpir Al Cielo”.

Lo se porque al estar orando más que lo usual por Camilita Guadrón, regresaron a mi mente estos pensamientos que en aquel entonces me inundaron. Recuerdo que en aquellos días leía el libro “La Vida Que Siempre Has Querido” de John Ortberg. En el Sexto capítulo, Ortberg diserta muy bien sobre algo que yo nunca había observado: Nuestras oraciones son capaces de interrumpir al cielo. Aquella noche escribí lo que sigue:

Apocalipsis 8:1 Dice así: “Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. Lo normal es pensar que lo que ocurre en la tierra sea interrumpido por lo que se dicta en el tercer cielo; sin embargo, en los versículos que hoy leemos, se observa todo lo contrario. Las alabanzas de los ángeles, cada ser adorando al cordero, el moviemiento de los querubines protectores, todo, todo, todo se detiene de repente… ¿Por qué? … por que alguien está orando en la tierra!.  Mira lo que dice el verso 3: “…Otro ángel vino entonces y se paró ante el altar, con un incensario de oro; y se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro que estaba delante del trono. 

Wow!…la actividad en el cielo es interrumpida por las oraciones de los santos… por tus oraciones!…por las mías también!…Increíble, ¿verdad?. Pensar que cuando yo me postro a hablar con Dios, lejos de ser el monólogo que parece ser, él me está escuchando. Me derrite de emoción…pero mi sombro no termina allí. Inmediatamente se observa  que las oraciones son contestadas. El verso 5 dice: “…y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto.” , ¡Si!… mis oraciones , no solo son escuchadas… ¡son contestadas, también!

Te quiero animar a descartar pensamientos que te hacen creer que orar por la conversión, o la sanidad, o el bienestar de alguien,“probablemente no tenga ningún efecto en el cielo”. Nada más falso. Nada más salido del averno, en serio. Tus oraciones, por muy pequeñas que parezcan, son importantes, son escuchadas, y contestadas!.

Nunca olvides que las oraciones de seres humanos, imperfectos, defectuosos, afanados, como tú y como yo, son capaces de interrumpir al cielo.

Ármate de este pensamiento y verás que caerás de rodillas más a menudo y más facilmente. A mi me empieza a ocurrir.

Hoy, 21 de Junio del 2012, solamente le he dado “copy” y “paste” a lo que  escribí hace 2 años porque sigo convecido de lo mismo.
Sin ánimo de sonar pretencioso: ¡Sigamos Interrumpiendo Al Cielo!
n.r.

2 Respuestas a “Sigamos Interrumpiendo Al Cielo…

  1. Amén Ivancito. Dios hará el milagro en el cuerpo de Cami. Saludos !
    n.r.

  2. En linea con lo que dices, creo que orar sin cesar y estar de acuerdo en lo que pedimos puede hacer la gran diferencia en los resultados de nuestras oraciones.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s