El Pasaje Más Importante del Nuevo Testamento (4a Parte)


Como he venido exponiendo, Efesios 1:13 ha pasado ha ser el verso más importante en el Nuevo testamento, pero para el ministerio que se nos ha encomendado aquí en Guatemala, pues por todos lados y a cada momento nos encontramos con la errada enseñanza que sostiene que un creyente recibe a Cristo hoy, pero que posteriormente deberá buscar “La Unción”, “El Bautismo en el Espíritu”, “El Segundo Toque”, etcétera.

Ahora te expongo lo de la explicación Bíblica sobre le Don de Lenguas, el de Sanidad, y el de otras “revelaciones”, y/o “experiencias en el Espíritu” en el panorama bíblicoen la linea del tiempo, no sin antes subrayar que mi intención nunca va a ser la de burlarme ante  quien sostiene este énfasis doctrinal, pero con la firme convicción que La Palabra debe comprobar o filtrar la experiencia y no al revés.

Te dejé ver que el mismo Pedro (quien tuvo una experiencia más que sobrenatural al ver y oír algo que cualquiera de nosotros quedaría encantado con experimentar) nos advierte que la Palabra Profética (la cuál es la Biblia y no una “predicción del futuro de alguien”) es más segura. Revisa el post anterior para dar un más cercano vistazo a esto. Estoy plenamente convencido que Pensar y Analizar todo a la luz de La Biblia, es lo más apegado a lo que Jesucristo nos ordenó  a los creyentes. Un creyente que descarta…anula…aniquila…o desecha filtrar “su experiencia” por lo que La Biblia tenga que decir al respecto, yerra grandemente.

¿Por donde comenzar?, pues por decir que Dios es un Dios de orden y de paz y no de confusión, como 1a Corintios 14:33, al estar precisamente hablando del ordenado uso de los dones en la iglesia, lo expone.

Dios tiene un plan, el cual ha sostenido en el pasado, sostiene actualmente y sostendrá en el futuro (al hablar del tiempo…del kronos, no hablo del tal como lo vive Dios, pues él habita en la eternidad, y no como lo conceptualizamos los humanos).

Es imposible hacer a un lado el hecho que él ha venido haciendo pacto con los hombres. Hizo un pacto con Adán, otro con Noé, y otro con Abraham… es este último el más importante de la historia de la humanidad. Si revisas mi post titulado “El Pasaje Más Importante del Antiguo Testamento” tendrás una mejor comprensión de lo que digo.

Dios buscó y buscó, a un hombre de cuyas entrañas sacase a un pueblo para sí mismo. Un pueblo apartado de entre las naciones para él (eso significa “santo”, Levítico 20:26 nos lo dice). Un pueblo al cual él daría sus estatutos y mandamientos…su Palabra, para que ellos 1) Recibieran a su tiempo al Mesías, y 2) Propagasen las Buenas Noticias de Salvación en dicho Mesías por todas y a todas las naciones. Todos sabemos que del hijo que Dios prometió a Abraham y Sara (Isaac), saldría aquel pueblo. En efecto, fue del hijo de este (Jacob o Israel) que se concretizó el tal pueblo. Fue de sus 12 hijos varones que surgieron las 12 tribus del tal pueblo. Todos sabemos que ese pueblo estuvo cautivo en Egipto por cerca de 400 años, y que, llegado su momento y habiendo Dios oído el clamor de dicho pueblo esclavo en aquel país, les envió a un adalid (Moisés) que los libertara del yugo del Faraón y los guiara hacia una tierra preparada par ellos.

Continúo mañana…

¡Ten un gran día, hoy!

n.r.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s