“…A Los Santificados…Llamados A Ser Santos…”


Antes que nada: ¡Saludos desde San Salvador!. Pido mil disculpas por la suspensión de nelsonrivas.com en los días pasados…estuvo fuera de mi control. Gracias a Dios, ya está re-establecido.

¡Wow…Qué verso!.  Solo en él estuvimos una hora en VNG esta mañana.Una cosa es decir: “he sido santificado”, y otra cosa es decir:  “soy santo”…¿cómo así?. Pues así:

El día que, arrepentidos, tú y yo entregamos nuestra vida a Jesús, fuimos “santificados” en él. Hebreos 2:9 dice que “el que santifica (Jesucristo) y los que son santificados (Tú y yo), de uno son todos”. Además, dice Hebreos 10:14 que  “con una sola ofrenda (Jesús) hizo perfectos para siempre a los santificados (nosotros).”

Me impresiona ver que se nos dice (en voz pasiva del verbo, y no en reflexiva) que hemos sido santificados… es decir: no nos santificamos a nosotros mismos por nuestra conducta, sino que Dios fue quien lo hizo en y por nosotros.

Ahora bien, Pablo continúa diciendo que los que hemos sido santificados, somos llamados a actuar como santos (aquí sí es crucial la conducta, no para ser de él, sino porque somos de él). En otras palabras, lo que Pablo está diciendo a los Corintios es: “¡Hey!… Ustedes han sido hechos santos ya, actúen como santos” (de más está recordar lo muy inmaduros e inmorales que eran los creyentes de esta iglesia…es por eso, entre otras cosas, que se los dice…lee Capítulo 3:1-2 de la misma carta y comprobarás lo que expongo)

Este día concluí haciendo dos preguntas a la iglesia:

1) ¿Has sido santificado?…Si aún no, el aceptar que has pecado contra Dios y, arrepentido, entregarle el timón de tu vida soluciona el problema.

2) ¿Actúas como santo?…Esta es la difícil.

Permíteme quitarme la máscara aquí frente a ti: Me encanta saber que he sido santificado, y encima de eso, justificado, perdonado y lavado… ¡me encanta!…Lo que no me gusta es ser santo. Punto.

Puesto de otra manera: Me fascinan los beneficios de saberme santificado (y perdonado y justificado)…pero cuando se me habla de mi responsabilidad de ser santo y de vivir santamente, eso no me gusta. 

¿Te ocurre eso a ti?…Mi anhelo es que no.

¡Ten un gran día hoy!

n.r.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s