Corinto: Iglesia Naciente en Ciudad Difícil…


¡Está decidido!. Después de orar y buscar la guía de Dios en cuanto a cuál libro estudiaremos durante quién sabe cuantos meses de mañana en adelante, te cuento que tengo paz en que como congregación nos “sumerjamos” en esta más que interesante carta: 1a A Los Corintios.

Pablo habría llegado a esta ciudad alrededor del año 50 de nuestra era. Lo hizo en su segundo viaje misionero, después de zarpar de Troas hacia Filipo, en donde fue encarcelado por predicar el evangelio (estoy seguro que recuerdas que mientras él y Silas estaban presos tembló, y luego el carcelero se convirtió al Señor…él y su familia). Luego pasó por Tesalónica y Berea, para hacer una Pausa en Atenas, en donde esperó a Silas y a Timoteo. (lee todo el capítulo 16 y todo el 17  de Hechos para tener un mejor panorama)

¡Imagínate tú en aquellos días, por primera vez en, ni mas ni menos , que Atenas! , apodada por muchos “Cuna de la Civilización”…

Pablo quedó estupefacto al llegar allí por todo lo que observó, y veo que no mucho menos al llegar a Corinto.

Eran ciudades cuyos habitantes tenían como estilo de vida la depravación moral en variadas formas y colores.

En ambas ciudades había un asentamiento alto conocido como “El Acrópolis”, que significaba “Lugar o Ciudad en Alto” (¿no te suena parecido al término “Lugares Altos” que se mencionan en le Antiguo Testamento, en los cuales se rendía culto a los Baales?) Es más en Corinto, su equivalente se llamaba “El Acrocorinto” donde se hallaban los principales templos de los que a continuación te hablo.

El culto a Afrodita (diosa del Amor, la Fertilidad, y la Belleza) y a Dionisio (dios del Vino, Placer y Extasis….  ¡Wow, qué coctel  el resultante de unir a ambos dioses!)  dentro del Templo dedicado a ella y otro dedicado a Apolos, eran valores de los Atenienses y de los Corintios. Ofrecían becerros dentro de los mismos, y sus sacerdotes y sacerdotisas practicaban lo que se conocía como “Prostitución Sagrada” (¡Wow, qué término!).… De manera que la prostitución, la homosexualidad, orgías, etcétera, eran conductas diarias normales allí. Recuerda que Corinto era una importante Ciudad-Puerto marítimo…los puertos tienden a ser así….¿no es cierto?

Debido a esto último, en un día de semana (esto aumentaba durante los fines de semana) tú podías hallar en las calles de Corinto: 1) Prostitución masculina y femenina a la orden de los marineros y turistas, 2) Tráfico de toda clase de mercancía (legal e ilegal), 3) Esclavos y Esclavas a la venta, listos (as) para llevarse, 4) Animales para ofrecerse a “los dioses” y carne recién traída de los templos, 5) Artistas de toda clase… en fin, todo lo que quiseras. Era una estratégica ciudad para el comercio. Tanta era la depravación imperante en Corinto que hasta este día se usa el término “Corintiar o Corintizar a una sociedad” …y yo se que ya concluíste lo que eso significa.

¿Cómo sabemos que encontrabas ese estilo de vida en Corinto? Bueno, no solo por el registro de prestigiosos historiadores, sino por el recuento Bíblico. En el capítulo 6, versos 9-11 de esta impresionante carta, Pablo dice:

¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios….  Ahora mira este verso: “…Y esto erais algunos;  (de los Corintios, por supuesto) mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados…”

¡Pues allí llegó el Apóstol!. Y aún en medio de tanta depravación moral, Dios lo usó para que se fundase la iglesia a la que se refiere con ese nombre. Yo sigo diciéndolo: ¡Qué difícil le tocó a este hermano!

Si vives en Guate, no te lo pierdas. Los primeros dos Domingos estaremos “poniendo las bases”. Veremos la historia de la fundación de esta gran ciudad, su evolución y los rasgos intrínsecos de la cultura y las creencias de los Corintios. Si te pierdes “la base”, harás más esfuerzo para entender la carta. Te espero en el Westin a las 9:45 am los Domingos.

n.r.

2 Respuestas a “Corinto: Iglesia Naciente en Ciudad Difícil…

  1. Me impresiona Carolina. Justamente antes de recibir tu comentario, yo acababa de decir eso a un grupo de hermanos. A veces nos da miedo de ir a testificar a una “zona roja”, pero hay que ver que Jesucristo comía con prostitutas y ladrones (para ganarlos, obvio)…y qué más “rojo” que Corinto. Es curioso: aquí en Guatemala al color rojo le dicen: “Corinto”.
    Un abrazo!
    n.r.

  2. Carolina Martin

    Gracias a Dios por su hermosa palabra, que bueno es entender todo lo que paso en corinto y como Dios uso a Pablo para su gloria, y la gran responsabilidad que tenemos hoy en día para compartir a otros, no es diferente a la situación actual.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s