Quince Años Más De Vida…


Tocan a tu puerta…abres (aún cuando estás “tocado” de salud), y quien está allí es, ni más ni menos que el profeta Isaías (¡Wow…yo me voy de espaldas!). Lo invitas a pasar a tu sala y le ofreces algo de tomar (yo le ofrecería un Chai bien calientito), y lo que te dice es algo así como: “Te traigo un mensaje de Dios”“¡Sí dime!”, diría yo emocionado. “Dice que hagas tu testamento, dejes todo en orden, porque mueres hoy a medianoche”… ¿Qué harías o dirías tú? (¡yo por lo menos ya no me tomo el chai!).

Es exactamente lo que le pasó al Rey Ezequías. Léelo en  2o Reyes 20:1-7. Verás que el rey hizo lo que tú y yo deberíamos hacer ante una sentencia de muerte así: Encerrarnos a orar. Verás que Dios lo escuchó y pidió a Isaías que regresara adonde el rey y le dijese que le regalaba 15 años más de vida (ya lo hemos platicado con mi esposa: en 15 años puedes lograr mucho sobre el planeta…Puedes tener un hijo y llevarlo hasta su adolescencia, puedes ayudar a un adolescente a concluir su carrera universitaria y casarse, puedes plantar una iglesia y ganar para Cristo e instruir en la Biblia a muchos, en fin…). 

Verás que Isaías “no sopló sobre su cara” , ni “le aventó el saco” diciéndole “Sé sano”. Lo que sanó a a Isaías fue su postrarse ante Dios y orarle. Ya me han dicho: “Si oras y usas medicina (natural o no) entonces no confías en Dios”. Mira el verso 7, por favor:  “Y dijo Isaías: Tomad masa de higos. Y tomándola, la pusieron sobre la llaga, y sanó.” (por cierto el higo es el mayor regenerador y antioxidante de la naturaleza).

El punto es que la oración eficaz del justo puede mucho, según Santiago 5:16. Después de todo, según Salmo 46:1, “Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.” 

En quince años puedes lograr mucho, ¿no crees?…no los desperdicies.

n.r.

2 Respuestas a “Quince Años Más De Vida…

  1. Amén Chechito…! no se debe desperdiciar ni un día. Que bueno que saques a colación las verdades de este pasaje explicando lo de los higos. Siempre he pensado que los 15 años que Dios le prometió no eximían a Ezequías de su responsabilidad humana de cuidarse tan bien como le fuera posible (por ejemplo… ¿podía dejar de comer por años confiando que no iba a morir? ¿podía arrojarse de un acantilado esperando que “Dios cumpliera su promesa”?… las respuestas evidentes son “no”). Ni Ezequías (a pesar de la promesa directa de 15 años extra) ni los cristianos somos “Highlanders” (recordando la famosa serie de TV)… somos humanos que recibimos la gracia de Dios… en esa gracia la oración puede mucho, pero no debe hacernos irresponsables.
    Buenísimo Chechito!

  2. Muy pero muy bueno , gracias, un saludo desde Costa Rica .

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s